miércoles, marzo 13, 2013

La Cumbia Candelosa de Edmundo Arias

Edmundo Arias era un músico que le tenía pánico a las entrevistas y a la publicidad, quizás por eso los detalles de su vida son poco conocidos, pero hay quienes comparan su obra con otros grandes de la música tropical colombiana como Lucho Bermúdez o Pacho Galán, tanto por su calidad como por su extensión.

A diferencia de estos últimos músicos, Edmundo Arias no había nacido en la costa Caribe colombiana sino en el interior del país, más exactamente en el Valle del Cauca, el 12 de Diciembre de 1925.
 
A Edmundo Arias lo llamaban sus amigos Cabecenido por la incipiente calvicie que se empezó a asomar en su coronilla, mientras que en el resto de la cabeza lucia una espesa cabellera de un gris prematuro semejando el nido de un pájaro, hasta que se decidió a llevar el pelo cortado al rape.




La primera influencia musical de Edmundo fue su padre Joaquín Arias Cardoza director y fundador de bandas de música en diferentes poblaciones del Valle del Cauca, actividad en la que involucró a sus numerosos hijos desde muy temprana edad, así que Edmundo aprendió siendo un adolescente los secretos de instrumentos musicales como la guitarra, el tiple, la lira o bandola y el contrabajo, así como la notación musical.

Con este bagaje llegó a Medellín en 1951, donde se empezaba a desarrollar una pujante industria radial y discográfica y pronto su inmenso talento como compositor, director, músico y arreglista, empezó a brillar y sus Cumbias, Gaitas y Porros, sonaron en las emisoras y el músico grabó incontables discos. A finales de los años 50 compuso una de sus obras maestras, la Gaita Ligia dedicada a su primera esposa.



Edmundo Arias era, como decía un cubano amigo mio, un hombre murciélago, que a diferencia de los hombres alondra, que son diurnos, desarrollan una mayor actividad nocturna. Así que el maestro Arias dormía de día y trabajaba intensamente en la noche, cuando componía y arreglaba música incansablemente hasta que veía la luz del amanecer.



Edmundo Arias se desempeño como director de importantes orquestas como la Sonolux y la de Edmundo Arias con Discos Fuentes. La particularidad de estas orquestas es que eran de estudio o para la radio y pocas veces se presentaban ante el público y cuando lo hacían, el tímido Edmundo Arias, le cedía la dirección a algún otro músico. De su época como director de la Orquesta Sonolux destacamos este tema con sabor decembrino.





Durante más de 40 años Edmundo Arias desarrolló una gran actividad musical en Medellín, como compositor y arreglista se dice que compuso más de mil obras, de las cuales más de cien fueron éxitos interpretadas por orquestas nacionales e internacionales. Gran parte de su obra está compuesta por ritmos nativos de la costa atlántica colombiana como La Cumbia, el Porro, la Gaita y el Merecumbé, aunque también ingresó en otros géneros musicales. Hasta que murió en Medellín el 28 de Enero de 1993.


Su amigo el investigador musical Alberto Burgos Herrera le dedicó estas palabras en su Libro: Edmundo Arias:

"Edmundo fue un gran compositor. Un gran músico. Un arreglista impresionante. Un tremendo amigo. Fue muy tímido. No se dio cuenta que hacia historia. Fue buen hermano. Fue buen hijo. Era serio en sus cosas. Era divertido. Era humilde. Ayudó a todos los músicos. Nunca se robó una melodía. No conoció la envidia. Vivió en paz con todo, ¡Pero murió triste!"

Fotografía tomada del libro Edmundo Arias de Alberto Burgos Herrera

Para finalizar y despejar la tristeza les dejamos esta lista con algunos de las alegres Cumbias, Porros y Gaitas del gran Edmundo Arias.





2 comentarios:

Show de Cumbia dijo...

Un gran músico, sin comparación.

ayu darmayanti dijo...

Nice Post . . .:)

may you want to stay in bali,you can book hotels in bali from my website (List of Bali Hotels Discount, Low Rates):

kuta Bali Hotels
Bali Hotels
Seminyak Resorts Bali
Seminyak Hotels




Best Regards



Bali Hotels Management