martes, febrero 28, 2012

La Verdadera Historia de la Cumbia Cienaguera - De Heater a La Cama Berrochona

En el año 2007 el productor de música electrónica Samim Winiger lanzó un tema con el nombre de "Heater", que en una base de House incluía unos samples de un hipnótico y exótico ritmo en acordeón, que pronto se convirtió en un gran exito en las discotecas eúropeas.


Para muchos la clave del exito de Heater fue el riff de acordeón incluido en este tema, ya que la base electrónica era bastante convencional. Pronto se hizo un video para youtube y ahí alguíen cayo en cuenta, que el fragmento de acordeón era la entrada de una antiquisima cumbia colombiana en una versión del acordeonero Alberto Pacheco. Era una de las Cumbias míticas en la historia de este ritmo: La Cumbia Cienaguera en honor a la población de Cienaga en el departamento de Magdalena en Colombia. Este es el video del tema de Samim.




Pronto los cienagueros que conocieron el tema empezaron a protestar en los comentarios del video, pues, en ningún lugar se le daba el crédito (ni las regalías) al verdadero compositor, que, afirmaban ellos, era Andrés Paz Barros, nativo de Cienaga. La discusión virtual creció y pronto surgieron otros personajes a los que se les adjudicaba la composición de la Cumbia Cienaguera, entre otros, Luis Enrique Martinez , Humberto Díaz y Esteban Montaño; cada uno de ellos tenía sus defensores.

Este enigma del compositor de la Cumbia Cienaguera siempre me intrigó y había investigado algo, pero no lo suficiente para contar con elementos de juicio contundentes. Hoy por casualidad encontré un documento que me parece calificado para aclarar la polémica. Está firmado por: Marina Quintero Quintero: Profesora titular de la Facultad de Educación de la Universidad de Antioquia. Licenciada en Psicopedagogía, de la Universidad Pedagógica Nacional. Magíster en Orientación y Consejería de la Universidad de Antioquia.

Este es un fragmento del documento donde se refiere al tema de la autoria de la Cumbia Cienaguera:

"Siguiendo el relato del historiador Edgar Caballero Elías, me enteré del singular origen de la magnifica pieza, origen que da cuenta de las vicisitudes que ha debido enfrentar el músico y compositor colombiano cuando ha tenido que adecuarse a las exigencias de la dinámica comercial.

Cuenta don Edgar que el maestro Paz Barros compuso la melodía en 1937, cuando dirigía la orquesta “Armonía Ciénaga” y Humberto Díaz Granados, integrante de la orquesta, creó para ella unos jocosos versos y le dio por título a la pieza: “La Cama Berrochona”:

Dormí, dormí, dormí
¡ay! en tu cama berrochona,
anoche dormí con Juana
y la otra noche con La Mona.

Con estos versos, la sensual melodía fue disfrutada por años en los tradicionales salones de baile de la comarca cienaguera. Pero en 1949, un acontecimiento le cambiaría a la pieza su destino: el acordeonero Luis Enrique Martínez, oriundo de Fonseca, Guajira, de excepcionales virtudes interpretativas, decidió visitar al maestro Paz Barros con el fin de aprender el arte de leer el pentagrama. Tenía 27 años y ya se le conocía con el remoquete de El Pollo. En una de sus tantas visitas escuchó “La Cama Berrochona” y fascinado con su despliegue melódico la llevó al acordeón, con tal destreza que Toño Fuentes se interesó en ella para efectos de grabación. Si embargo, su “olfato” de empresario consideró no adecuada la letra de la canción para tal fin. En esta encrucijada interviene Esteban Montaño, compositor de tradición, y crea, en un acto redentor, los bellos versos que hoy son conocidos universalmente bajo el título de “La cumbia cienaguera”.

Muchachos, bailen la cumbia,
porque la cumbia emociona,
la cumbia cienaguera
que se baila suavesona

El Pollo grabó la canción en 1951, convirtiéndose en su primer éxito comercial, con la particularidad de que sale rotulada a su nombre, lo cual, como era de esperarse, generó la polémica: ¿de quién es “La Cumbia Cienaguera”? ¿Es de Paz Barros? ¿Es de Luis Enrique Martínez? ¿Es de Esteban Montaño? Las demandas, dice don Edgar Caballero Elías, no se hicieron esperar; fueron legítimamente interpuestas por los susodichos, reclamando la participación en su autoría. Las regalías fueron entonces congeladas hasta 1963, cuando se oficializó la autoría compartida, en el Juzgado Segundo Municipal de Ciénaga, así: autor de la melodía, Andrés Paz Barros; autor de la letra, Esteban Montaño; arreglista e intérprete, Luis Enrique Martínez. De esta manera, la triple paternidad de “La cumbia cienaguera” no sólo descongeló las regalías, sino que le dio a la canción un fundamentohistórico-musical de gran solidez y difícilmente repetible en otra obra."
Referencia
QUINTERO QUINTERO, Marina, “Las premoniciones del Profe Castañeda”,
Revista Educación y Pedagogía, Medellín, Universidad de Antioquia, Facultad de Educación, vol. XVIII, núm. 44, (enero-abril), 2006, pp. 107-116.
Original recibido: marzo 2006
Aceptado: abril 2006
Se autoriza la reproducción del artículo citando la fuente y los créditos de los autores.

Hay algunos datos adicionales del investigador Abel Medina Sierra (Círculo de investigadores de la música vallenata y del Caribe CORALIBE) de esta grabación original de la Cumbia Cienaguera de Discos Fuentes en 1951, acerca del acordeón que se utilizó:

"“Toño” Fuentes, en gran visionario de la música popular colombiana acostumbraba traer en sus viajes internacionales los mas modernos instrumentos que ofrecieran mejor calidad de sonido a sus artistas. Estaba recién llegado de New York y entre las novedades que trajo llamaba la atención un acordeón negro, de tres hileras, marco cuadrado, referenciado como “Dos Coronas” y fabricado por la casa Honner que sin dudas iría a revolucionar la limitada ejecución que con el de dos hileras alcanzaban los músicos del fuelle en esos momentos. Con este novedoso y más completo instrumento fue que Luis Enrique montó e hizo los arreglos de la famosa “Cumbia cienaguera”..."




Además aportando detalles de quienes intervinieron en la famosa grabación

"El grupo presente en la grabación lo integraron: Modesto Padilla en la caja, Juan Madrid con la guitarra, José Benito Barros acompañó con un golpe de tambora. Con este brillante elenco la etiqueta del disco de 78 R.P.M fue así rotulada: “Luís Enrique Martínez con su Conjunto Lírico Vallenato”. Quiso el destino que le hubiese correspondido a Luís Enrique Martínez el gran privilegio de tocar el primer acordeón con treinta y un botones y doce bajos que llegó al país traído por Antonio “Toño” Fuentes."

Articulo completo acá

Complementa esta información el portal Cienaga en linea:

También hizo parte en la grabación del legendario disco, un coro femenino conocido como "Las Pueblanas" de quienes tampoco tenemos mayor información. El respaldo de esa grabación fue "Adiós mi Maye", paseo de la autoría de Armando Zabaleta.

Artículo completo acá

Hasta el famoso José Barros, el autor de la inmortal Piragua, estuvo involucrado en la grabación.

Para finalizar les dejo los videos con las versiones de la Cumbia Cienaguera de Alberto Pacheco (la que utilizó Samim).



Este es la de Luis Enrique Martínez con el conjunto lírico Vallenato, la original (o por lo menos la más cercana).


Y ahora si para terminar un consejo para la Salud:
  
¡Muchach@s Bailen la Cumbia! ¡Porque la Cumbia Emociona!

CIENAGA MADRE Y SEÑORA de EMNA CODEPI

3 comentarios:

Anónimo dijo...

De gfuevos tu informacion

www.proyectohunabku.tk

Anónimo dijo...

Que buen trabajo de investigación y que página tan maravillosa la de ustedes. De no ser por ustedes, ya todos estaríamos convencidos que la cumbia es de México o del Perú, pues personas de estos paises ya tienen el DESCARO de decir que nosotros le copiamos la cumbia a ellos

www.musicos.co.uk dijo...

Una versión más (de una banda de blues):

La Cumbia Cienaguera...

https://soundcloud.com/hayleymusic-1/cumbia-cienaguera