viernes, enero 27, 2012

Prende la Vela de la Cumbia! Lucho Bermudez!

Con motivo del centenario del nacimiento del músico colombiano Luis Eduardo Bermudez Acosta, mejor conocido como Lucho Bermudez, el 25 de Enero de 2012, la Presidencia de Colombia expidió un decreto en el que se declara el 2012 como "El Año Lucho Bermudez" programando un año de actividades y eventos en honor de la memoria de este músico nativo del Carmen en el departamento de Bolívar.

Este decreto es el homenaje oficial a uno de los músicos fundamentales en la historia de la música de Cumbia, Gaita y Porro, en Colombia y en el mundo, que esperamos que sea más trascendente y más concreto que un simple anuncio protocolario. En este blog vamos a resaltar algunos puntos que creemos importantes en el desarrollo de la música de Lucho Bermudez y su decisiva influencia en la expansión  por el mundo de la Cumbia y músicas afines.



Lucho Bermudez nace en Carmen de Bolivar una población perteneciente a la región conocida como los Montes de Maria, un punto estratégico en el desarrollo regional de la música tradicional de Cumbia. En esta zona se ha desarrollado un dinámico mestizaje racial y cultural entre blancos indígenas y negros, y es evidente, observando sus rasgos, que  por las venas de Lucho Bermudez corría sangre indígena, como me lo confirmó hace poco su hija menor, Patricia. Recordemos que San Jacinto una población muy cercana al Carmen de Bolivar fue la cuna de importantes agrupaciones y músicos como "Los Gaiteros de San Jacinto" y Andrés Landero, el Rey de la Cumbia en Acordeón, personajes fundamentales, entre muchos otros, en la historia de la Cumbia, provenientes de esta región del país.

Carmen de Bolivar

Lucho Bermudez fue un músico precoz que a los 5 años empezó a tocar el flautín, a los 9 ya era un miembro destacado de la Banda de su pueblo y antes de los 30 dominaba varios instrumentos de viento como el saxofón, la trompeta, el bombardino, el trombón, la flauta y el clarinete, este ultimo fue su instrumento predilecto. En otras palabras era un genio musical, pues no solo era músico, era también arreglista, director de orquesta y compositor.


Siendo todavía un menor de edad ingresó al ejercito para formar parte de la Banda Militar de Santa Marta. Por diversas circunstancias, desde que era un niño y durante su adolescencia y juventud, Lucho recorrió la costa norte colombiana participando como músico y director en las bandas musicales de diferentes poblaciones donde se empapó de los innumerables y ricos estilos musicales que nacieron en esta zona de Colombia. Fue también durante esa época, cuando Lucho aprendió a escribir música, estudió conceptos  de música sinfónica con maestros muy calificados, algunos de ellos europeos, quienes lo iniciaron en el nacionalismo como fuente de inspiración musical, también en esa época, conoció los fundamentos musicales del Jazz que influenciaron  definitivamente en su obra.



El hecho de aprender a escribir partituras fue fundamental para Lucho Bermudez, La escritura marca el paso de la Prehistoria de la Cumbia a la Historia de la Cumbia al convertirse de una música que se transmitía oralmente a ser una música escrita en una partitura. Hasta ese entonces los ritmos de la costa eran parte del folclor musical colombiano, es decir que la música se creaba colectivamente y se transmitía mimeticamente. La escritura supone un grado más de materialización de la música y hace que su reproducción sea más rápida y fidedigna, así también permite el concepto de compositor o autor ya que la partitura era firmada por quien la escribía. Por esa misma época surgieron otros músicos colombianos que escribieron su música en partituras, como Francisco "Pacho" Galán y Jose Barros, esto marca una ruptura con la manera tradicional de expandirse la Cumbia regionalmente de manera oral y es un factor que permite la difusión de la Cumbia internacionalmente. Lucho Bermudez envió varias de sus partituras a importantes músicos y casas de grabación en países como Argentina, México y Cuba, lo que le permitió dar a conocer su música en el ámbito continental y ser invitado a varios países del continente a dar a conocer personalmente su música.

Lucho Bermudez con la Orquesta del Caribe

Por su dedicación al trabajo, Lucho Bermudez ganó una solida reputación como músico, arreglista, compositor y director talentoso en las más importantes ciudades de la costa caribe colombiana. En Cartagena se inspiró en las danzas frenéticas de los negros para componer el Mapalé: Prende la Vela, uno de sus primeros exitos. Gracias a esa reputación, fue invitado a Bogotá, en 1944, para interpretar su música en la capital del país. Una tarea que tenía cierto alto grado de dificultad, ya que por la época la europeizada sociedad capitalina consideraba que la música de la costa era una música de negros y salvajes que incitaba al desorden y al desenfreno alcohólico y sexual.

Con Lucho Bermudez la Cumbia, El Porro, La Gaita y el Fandango, los tradicionales ritmos costeños mutaron su carácter rural, ritual y bullicioso en ritmos más sofisticados y cosmopolitas, más adecuados para ser danzados en los salones de baile de elegantes hoteles y exclusivos clubes sociales, sus músicos vestían de estricta etiqueta, un estilo muy lejano a las vestiduras tradicionales de los campesinos costeños, calzados con abarcas y tocados con el tradicional sombrero sabanero fabricado con fibras vegetales, que hasta entonces había sido el atavío tradicional de la Cumbia y el Porro.



Era la época del auge de la radio y se iniciaba también el prensaje de discos de acetato y vinilo y las nacientes industrias estaban ávidas de material musical para cautivar a su público. La música de Lucho se benefició de estos adelantos modernos para llegar cada vez a más publico y logró que su música fuera aceptada y  bailada en la fría capital del país, así que el músico costeño decide establecerse en Bogotá donde empezó a ser un músico reconocido y allí conoce a la mujer que se convertiría en una de las piezas más importantes de su orquesta: Matilde Diaz, la cantante, quien poco después sería su segunda esposa. (Ya se había casado en 1935 con Leda Montes una prima en el Carmen de Bolívar)

Matilde Diaz

Los contactos que Lucho Bermudez estableció en Bogotá le permitieron viajar a Argentina en 1946, invitado por la RCA VICTOR, viaja solamente con Matilde Diaz y las Orquestas de Eugenio Nobile y Eduardo Armani le prestan algunos de sus músicos para poder efectuar las grabaciones.

Lucho Bermudez en 1946 en Buenos Aires ensayando con músicos argentinos.

Esta fecha es importante en la Historia de la expansión de la Cumbia por el continente, por ser uno de los primeros contactos de Argentina con la Cumbia y el Porro colombianos. En Buenos aires se casa con Matilde y la pareja permanece por 8 meses en tierras argentinas. Es también en Argentina donde la nostalgia de su calida tierra colombiana lo inspira para componer una de sus cumbias mas delicadas y elegantes: La Danza Negra, que en una de sus estrofas proclama: "Todo el Mundo está bailando esta Cumbia Colombiana". Esta es una versión cantada por Matilde Diaz.



A su regreso a Bogotá ya la música de la Costa es plenamente aceptada por la sociedad bogotana como lo atestigua un articulo de la Revista Semana de hace 63 años donde describen a Lucho Bermudez como un "Oligarca del Ritmo":

"Lucho Bermúdez ha llegado a ganar 2.000 pesos mensuales. Viste elegantemente, pues tiene ternos de casi todos los tonos. (Ha llegado a dar 600 pesos por dos). El nudo de su corbata da la impresión de que es un caballero ordenado; usa tirantas y correa, y, por lo general, camisa blanca. Fuma cigarrillo americano, pero casi nunca saborea el licor. El ciudadano poseedor de la cédula 2.916.235, de Bogotá (estatura 1.58, color trigueño tostado, cabello indio negro, ojos castaños oscuros), está en la plenitud de su fama y goza de la vida. Después de todo, contribuye a que los demás también gocen." (Lea el articulo completo aquí)

Portada de la Revista Semana del 1 de Enero de 1949

A partir de ese momento Lucho Bermudez se posiciona como un gran músico nacional conforma la “Orquesta de Lucho Bermúdez”,  con músicos de primera linea como los saxofonistas Alex Tovar y Gabriel Uribe García, el contrabajista Luis Uribe Bueno y el trompetista Miguel Ospino y además de Matilde Diaz trae a varios cantantes de la costa: Pedro Collazos, Cosme Leal y Gilberto Delgado.  Formando así una de las agrupaciones más importantes en la historia de la música tropical colombiana y convirtiéndose quizás en músico más importante de Colombia.

Lucho Bermudez recorrió varios países de América invitado por grandes artistas de la época y es uno de los principales protagonistas de la historia de la expansión de la Cumbia Colombiana por todo el Mundo.

Para Cumbia Poder & Porro la figura y la vida de Lucho Bermudez ha sido la principal inspiración y la estrofa de Danza Negra: "Todo el Mundo está Bailando esta Cumbia Colombiana" un lema con el que nos sentimos identificados. Este el el título de la primera entrada con la que iniciamos este blog y que evidentemente se refiere al Gran Lucho Bermudez.

(Las imágenes de esta entrada pertenecen a la colección de la Fundación Tierra Querida de Patricia Bermudez, la hija menor de Lucho Bermudez, fotografiadas digitalmente por Arturo Almanza, Jorge Silva y Ebiru Ojaba)

No hay comentarios: